Numero 745 - Febrero 2021

 

Sumario

   
71 Editorial
 

El Vía Crucis más auténtico

 

73 Tribuna
 

El quinto poder
Rocío S. Millán

Hagamos la historia
José Manuel Jiménez Calvo de León

 

74 Del Consejo
 

El Cristo de la Corona presidirá el Vía Crucis
Homenaje al Pregón de la Semana Santa de Sevilla
In nomine Dei
Ayudas de casi un millón de euros para las hermandades
Acto eucarístico de las hermandades sacramentales

 

76 Noticias
 

Entre la tristeza y la esperanza
Javieres. Actos por el LXXV aniversario de la Virgen de Gracia y Amparo
Candelaria. Nuevos llamadores
San Bernardo. Cartel del LXXV aniversario de Sevilla Mariana
Corona. Potencias nuevas
Santa Genoveva. Restauración de la santa
San Isidoro. Retirada al culto la Virgen de las Nieves
San Gonzalo. Estreno de un juego de potencias
San José Obrero. Nueva junta de gobierno
Corazón de Jesús. Adelaida Gallo, primera hermana mayor

 

82 Exposiciones
 

Mirarán al que traspasaron
Emilio José Balbuena Arriola

La decimoquinta edición de Círculo de Pasión, el ciclo expositivo que se desarrolla en esta época del año en las instalaciones del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla en la calle Sierpes tiene como protagonista a la Hermandad de la Sagrada Lanzada. Este evento inaugura las muestras cofrades en nuestra ciudad en este año 2021 y pretende dar a conocer el rico patrimonio histórico y artístico de esta institución que es fruto de la fusión de otras de carácter sacramental,
letífico y penitencial. Inaugurada el pasado 22 de enero se desarrolla hasta el próximo 14 de febrero.

 

83 Reportaje
 

Maniobras y operaciones para la salida y entrada de los pasos
Rafael Jiménez Sampedro, Irene Astorga Pedrero, Emilio José Balbuena Arriola, Javier Ramos Sáez, Rocío S. Millán y Daniel Villalba Rodríguez

Aunque todos los pasos se realizan teniendo en cuenta las dimensiones de las puertas tanto de su sede canónica como de los templos donde hace estación -la catedral en el caso de las cofradías que procesionan de Domingo de Ramos al de Resurrección-, las dimensiones de aquellas no siempre posibilitan hacerlo con todos sus elementos completos. Hay cofradías que se ven obligadas a retirar elementos que sobresalen de las medidas -tanto de alto como de ancho- de las puertas, o la solución más sencilla, que consiste en bajar las cruces, en el caso de que los pasos las lleven. En este reportaje queremos hacer un resumen de los trabajos que deben realizarse para lograr esa a veces casi milagrosa salida y entrada de los pasos.

 

96 Publicaciones
 

Ecuador de un gran compendio para las Glorias
Emilio José Balbuena Arriola

Comentario del libro “La prensa difunde las procesiones sevillanas”, de José María Lobo Almazán.

 

97 Música
 

Recopilación de marchas de cornetas y tambores
Francisco Luis Durán Ordóñez

Comentario del disco “Ecce Homo”, de bandas de cornetas y tambores.

 

98 Formación
 

¿Por qué creo? La creencia de lo divino en el ser humano
Javier Ramos Sáez

Bajo el alumbramiento de la fe, dar razones es a veces coartar la propia esencia fideísta porque cuando algo nos atañe solemos dar razones a aquellas cosas que tienen apariencia de tenerlo; pero Dios, en toda su inconmensurabilidad, es algo misterioso.

 

99 Convocatorias
   
100 Arte
 

Las potencias barrocas del Cristo de la Corona
Antonio Joaquín Santos Márquez

Las tres potencias metálicas que rematan la cabeza del Señor vienen a simbolizar su divinidad. No obstante, este atributo iconográfico es relativamente reciente, pues su aparición se produjo con la llegada del siglo XVIII. Con anterioridad predominaba el nimbo crucífero sobre la cabeza de Cristo surgido en los iconos bizantinos desde el siglo VI, tal y como queda en el testimonio sevillano de la medieval y en antaño muy venerada efigie del Santo Cristo de San Agustín, o las que el propio Señor del Gran Poder poseyó en latón, bronce y plata durante el seiscientos. No obstante, será a partir del Concilio de Trento, y del cambio en el concepto de santidad que se produjo durante el Barroco, donde los santos pasaron de hacer milagros a ser milagros en sí mismos con sus arrebatos místicos en los que se les veía levitar o iluminarse de una aureola de luz divina, cuando las imágenes sagradas pasaron a presentar también rayos metálicos rodeando sus figuras. Y ello igualmente sucedió con la mismísima imagen de Cristo en Sevilla, que pasó de la referida aureola crucífera a presentar los tres resplandores nacientes de la cabeza del Señor, los cuales venían a simbolizar su poder, magnificencia y divinidad.

La música en la Hermandad del Cristo de la Corona
Javier Antonio Guerra Coronado

En los más de treinta años de historia reciente de la Hermandad del Cristo de la Corona, una de sus inconfundibles señas de identidad es la sobriedad y la perfección, de la cual intenta hacer gala en cada una de sus salidas procesionales. Por supuesto, el apartado musical no es una excepción. Desde el principio, la imagen del Santísimo Cristo de la Corona ha ido acompañada musicalmente por composiciones de música de capilla, esto es, música escrita para trío o cuarteto de viento-madera, generalmente con carácter serio o fúnebre, destinada al acompañamiento procesional. De la formación originaria de dos oboes y un fagot, evolucionó conforme a las necesidades existentes para añadir un clarinete en sustitución de uno de los oboes. En los últimos años, al prodigarse los grupos vocales junto con las capillas musicales, aparece la flauta como cuarto instrumento musical para la formación de capilla, pudiendo observarse hoy día todas estas variedades en el acompañamiento de música de capilla

 

106 Cerámica Cofradiera
 

Del mármol al azulejo
Martín Carlos Palomo García

Hacemos una excepción en nuestra línea habitual de mostrar exclusivamente obras de azulejería, por parecernos de interés resaltar la evolución del soporte utilizado para perpetuar hechos históricos, antaño en mármol y piedra, y de cómo a partir de finales del siglo XVIII muchas de ellas van a utilizar un soporte más humilde como es el barro cocido y vidriado. Las inscripciones sobre mármol en el periodo que comentamos guardaban relación con la tradición clásica, que al no existir canteras de mármol en nuestro entorno cercano, tenían que ser transportadas de lejos con el consiguiente encarecimiento del producto. Al ser la industria del barro autóctona, concentrada en Triana y más asequible económicamente, de forma progresiva las placas y paneles fueron ganando terreno, tanto las de carácter funerario como las dedicadas a reflejar leyendas, sucesos y efemérides. Un ejemplo de ello puede contemplarse en la colección de placas cerámicas funerarias existentes en la cripta de la iglesia parroquial de Santa Ana, la mayoría del siglo XIX.

 

109

Literatura

 

Tres escritos periodísticos sobre el Santísimo Cristo de la Corona
Juan Manuel Labrador Jiménez

El próximo 22 de febrero será primer lunes del tiempo de Cuaresma, una fecha clave para los cofrades de Sevilla desde el año 1976, cuando el Santísimo Cristo de las Misericordias de la Hermandad de Santa Cruz presidió el primer vía crucis penitencial organizado por el Consejo General de Hermandades y Cofradías. Sin embargo, el de 2021 será muy distinto a todos los anteriores, pues por vez primera la imagen que presida el rezo de este ejercicio no saldrá a las calles para acudir al mayor templo metropolitano, primeramente porque la actual situación sanitaria no lo permite, y después porque la corporación que tiene a la talla cristífera en cuestión por titular reside en el propio templo metropolitano, concretamente en su parroquia del Sagrario, cerrada desde hace más de un año por obras, por lo que justo en estas fechas, esa efigie de Nuestro Señor ocupa un altar dentro del sacro recinto catedralicio. Se trata del Santísimo Cristo de la Corona, cuya hermandad realiza su estación de penitencia la tarde del Viernes de Dolores. Será la segunda vez que una cofradía que no discurre por la carrera oficial
durante la Semana Santa protagonice esta cita anual después de que en 2018 lo hiciese Nuestro Padre Jesús Cautivo ante Pilato de la Hermandad de los Dolores de Torreblanca. Con motivo de este acontecimiento, hemos querido echar un vistazo a la hemeroteca reciente, y en ella hallar algunos textos periodísticos de carácter literario para rescatarlos para esta ocasión y disfrutar de estos escasos vestigios líricos en torno a una hermandad de las popular y cariñosamente denominada de vísperas.

 

114

Historia

 

Antecedentes históricos de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Corona
Carlos J. Romero Mensaque

La actual hermandad y cofradía de este título es el estadio final de todo un proceso histórico en el que ambos titulares, desde el siglo XVII, gozaron de gran predicamento devocional: por un lado, el Cristo de la Corona y Cruz a cuestas, tal es su denominación antigua, imagen de mucho mérito en quien se plasma la antigua devoción y culto a la corona de espinas en la catedral. La devoción al rosario, por otro lado, alcanza en la parroquia del Sagrario uno de los referentes fundamentales en la conformación de los primeros cortejos callejeros a fines del siglo XVII. Ya existía la hermandad en torno a una imagen de esta advocación, regalo del arzobispo dominico fray Pedro de Tapia.

El retablo neoclásico del Cristo de la Corona y la concordia con la Archicofradía Sacramental del Sagrario
Juan Manuel Bermúdez Requena

La Hermandad del Santísimo Cristo de la Corona y cruz a cuestas, título histórico de la cofradía con sede canónica en la parroquia de San Clemente, sagrario de la santa iglesia catedral de Sevilla, fue canónicamente erigida en 1632, como se deduce del asiento contable que asienta el mayordomo Diego de Matos en el libro de cuentas: “De la aprobación de la Regla: 38 reales”; aunque ya tenía vida corporativa cuanto menos desde 1630, según tenemos constancia documental gracias a la cuenta del mayordomo Cristóbal López Garrido.

 

121

Documento Gráfico 

 

El Santísimo Cristo de la Corona
Francisco Javier González García

Desde hace varias décadas el Santísimo Cristo de la Corona es titular de una cofradía de penitencia, insertada dentro de la nómina de las llamadas popularmente como de vísperas, pero siempre desde su pertenencia al Consejo de Cofradías, es por este motivo por lo que ha sido distinguida su hechura para ser la protagonista del Vía Crucis de las Cofradías de Sevilla. Estamos ante una soberbia talla de autoría anónima, de estilo manierista, con resabios del primer barroco, de 1,42 metros, con tamaño menor que el natural, fechada en el último cuarto del siglo XVI, de talla completa en madera policromada, algo poco acostumbrado dentro de las características de la Semana Santa sevillana, siendo al mismo tiempo la imagen de Nazareno más antigua que procesiona por las calles hispalenses, tomándose al mismo tiempo como paradigma artístico para otras creaciones posteriores como indica la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de San Antonio Abad al portar la cruz sobre el hombro derecho y dirigir la mirada al lado izquierdo, al igual que extraordinario lienzo barroco que posee la cofradía de San Bernardo y que Virgilio Mattoni confería al quehacer de Valdés Leal, avanzando igualmente la derecha sobre la izquierda. Desde siglos reside en la parroquia del Sagrario de la catedral, en dependencias anexas a la Santa Catedral de la que forma parte, en la primera capilla de la nave del evangelio en cuya reja de ingreso puede leerse “Ésta capilla es de los hermanos del SSmo. Christo de la Corona”.

Las cofradías de Sevilla bajo el objetivo gráfico de Adolf Mas
Enrique Guevara Pérez

No cejamos en nuestro empeño mensual, a través de las páginas de este querido Boletín de las Cofradías de Sevilla, de ofrecer novedades y datos hasta ahora desconocidos principalmente haciendo uso del siempre recurrente, pero no menos apasionante y esclarecedor, documento gráfico antiguo, sensibilidad que orgullosamente heredamos del perpetuamente recordado Juan Martínez Alcalde, a quien siempre tildaremos de principal iniciador en el comentario sugestivo de la fotografía en blanco y negro, desvelando con ello multitud de aspectos inéditos de nuestra hermandades, bajo la escudriñadora observancia del detalle.