Numero 741 - Octubre 2020

 

Sumario

   
699 Editorial
 

Un año más

 

700 Tribuna
 

El enemigo está en casa
Rafael Jiménez Sampedro

No hay mal que por bien no venga
José Manuel Jiménez Calvo de León

 

701 Del Consejo
 

Los organismos cofradieros de Andalucía se reúnen en Antequera
Presentado nuestro número de septiembre

 

702 Noticias
 

Los especiales cultos de las hermandades durante el mes de septiembre
Dulce Nombre (Bellavista). Retirada del culto la Virgen para su restauración
Rocío de Sevilla Sur. Restauración del simpecado
Cerro. Cultos extraordinarios por el LXXV aniversario
Divina Pastora de Triana. Nueva prenda para la Virgen
Luz. Restauración de la cruz de guía
Servitas. Función a la Virgen de los Dolores en la parroquia de San Marcos
San Gonzalo. Nueva saya
Carretería. Diversas restauraciones de enseres
Panaderos. X aniversario de la coronación canónica
Valle. Nueva peana para cultos internos
San Bernardo. 450º aniversario de la Hermandad Sacramental
Aguas. Cultos extraordinarios por el LXXV aniversario de la Virgen del Mayor Dolor
La O. Restauración de la cruz del Señor
Amor. Veneración extraordinaria
Dolores de Torreblanca. Nueva insignia
Buen Fin. Cabildo extraordinario
Exaltación. Función de rogativa por el cese de la pandemia
Divina Pastora y Santa Marina. Medalla de la ciudad
Quinta Angustia. Restauración de la puerta de la capilla
Sed. Te Deum y acto de veneración en el L aniversario del Cristo
Hiniesta. Nuevo estandarte corporativo
Dulce Nombre. Nueva ubicación para los titulares
Gran Poder. Ampliación del año jubilar
Redención. Los titulares en San Ildefonso
San Esteban. Nuevo puñal
Esperanza de Triana. Restauraciones
Santa Cruz. Restauración de los respiraderos del paso de Cristo
Cachorro. Restauración del estandarte
Santa Genoveva. Hermanamiento con La Paz
San José Obrero. Estreno de un dosel para cultos
Paz. Nueva casa de la hermandad

 

720 Reportaje
 

La caridad como insignia
Rafael Jiménez Sampedro

Hemos vivido con el reciente estado de alarma, uno de los momentos históricos más importantes de nuestras hermandades a nivel asistencial. Pese a que, con la osadía del desconocimiento, algunos afirman que la labor de caridad de las cofradías se remonta a sus orígenes, basta con un somero estudio de su pasado para comprobar que los actuales niveles de atención caritativa de nuestras hermandades no se habían alcanzado con anterioridad, habiendo tenido un claro apogeo en la situación de emergencia sanitaria en que nos hemos visto inmersos. Hemos ido dejando constancia de la misma en las crónicas que hemos insertado en los primeros meses del estado de alarma, para reflejar para la posteridad cómo respondieron las hermandades a las necesidades del prójimo, pero ahora nos queremos fijar en otro aspecto, como es el reflejo que las diputaciones o bolsas de caridad tienen en el cortejo de las cofradías.

 

724 Convocatorias
   
  III centenario de agregación a la Orden Servita
   
726 Entrevista
 

Eduardo Sáenz de Tejada Fernández, veterano cofrade servita: La vinculación de mi familia con la hermandad se remonta a hace más de 100 años
Irene Astorga Pedrero

Entre los muros de la capilla de Nuestra Señora de los Dolores nos recibe Eduardo Sáenz de Tejada Fernández, cuya vinculación con la hermandad servita no es mera casualidad. Procede de una larga estirpe de hermanos servitas que ha dado hasta, al menos, cinco generaciones de camareras de Nuestra Señora de los Dolores. Hermano mayor entre los años 2001 y 2009, su pertenencia a las juntas de gobierno se remonta al año 1964, cuando siendo solo un muchacho se unió a aquel grupo de hermanos que revitalizó esta antigua orden tercera, y que ha convertido a la Hermandad de los Servitas en una parte fundamental de su familia y su día a día.

 

729 Formación
 

El origen histórico de la Orden de los Siervos de María
Javier Ramos Sáez

Las primeras noticias de la Orden Mendicante de los Siervos de María la sitúan inicialmente en la ciudad de Florencia. Estaban considerados como un grupo independiente que surgió dentro de un periodo histórico de gran fervor como fue el siglo XIII. Desde el año 1249 ya aparece como una comunidad plenamente constituida, hasta que en 1304 el papa Benedicto XI le da la aprobación jurídica definitiva. Existen una serie de bulas papales y de actas notariales que permiten esclarecer la primera constitución de una comunidad que desembocará en la Orden de los Siervos de María, escrito en la Legenda de origine Ordinis fratum Servorum, de fray Pedro de Todi, superior general desde 1314 hasta 1344.

 

730 Arte
 

Un nuevo grabado de la Virgen de los Dolores: tradición y pervivencia del arte gráfico en la Hermandad Servita de Sevilla
Juan Carlos Martínez Amores

La Real Hermandad Servita de Sevilla celebra este año el tercer centenario de su agregación a la Orden de los Siervos de María, efeméride cuyo refrendo oficial y canónico tuvo lugar exactamente el 21 de julio de 1720 cuando el prior general fray Sosteneo Mª Cavalli expide en el convento romano de San Marcelo la patente por la que la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores radicada por entonces en la parroquia de San Marcos pasa a convertirse en orden tercera o rama seglar de dicho instituto religioso. Este acontecimiento constituye uno de los más importantes de su historia –si no el que más- y sin duda el de mayor calado espiritual ya que supone la adopción por su parte del carisma servita, el cual ha marcado e identificado desde entonces hasta nuestros días a la corporación, hasta tal punto que sigue siendo conocida por el nombre de la orden, que de forma orgullosa lo ostenta y enarbola.

Sobre el primer manto bordado para la Virgen de los Dolores
Enrique Guevara Pérez

La Hermandad de los Servitas siempre ha caracterizado su estación de penitencia por el buen orden de los componentes de su cortejo y por el gusto sencillo con que muestra, con el mejor cachet, sus enseres procesionales. En este sentido, existe entre el rico patrimonio material de la Hermandad una pieza de singular relevancia por cuanto representó en su momento y por cuanto atesora intrínsecamente en su simbolismo actual. No se trata en este caso de una pieza de alto valor económico, ni tampoco de una antigüedad que se pierde entre los siglos, pero sí halla su mayor significado en que resultó ser el primer manto bordado de la Virgen de los Dolores, con el que además vino a procesionar desde su primera salida procesional, en 1972, en estación de penitencia al Santo Templo Metropolitano.

Iconografía en los pasos procesionales de la Hermandad de los Servitas
Daniel Villalba Rodríguez

Las andas procesionales de las imágenes titulares de esta hermandad presentan, entre otros elementos, diversas cartelas donde en su día quedaron representados diferentes pasajes de la vida de Jesús y de su madre, tomados de los misterios del Santo Rosario, de las estaciones del vía crucis y de los evangelios, con clara significación mariana en ambos casos. Como sucede en otros pasos, la inspiración de los artistas a la hora de plasmar las distintas escenas se suele inspirar en cuadros clásicos, aunque especialmente en lo referido al paso de la Virgen de los Dolores, la forma que tienen estas cartelas hace que su composición sea especialmente original, englobando en poco espacio, y en un espacio irregular a los distintos personajes que representan cada escena. El hecho de que, además, estas cartelas estén talladas en madera sin policromar, les otorga un valor especial, dada la rareza del caso, pues suelen completarse con óleos aplicados sobre estuco, pudiendo contemplarse de esta manera la labor de los artistas que intervinieron en su ejecución de una forma más diáfana.

 

739

Cerámica Cofradiera

 

El retablo cerámico de la Virgen de los Dolores
Martín Carlos Palomo García

Aunque tratamos con anterioridad en estas mismas páginas el patrimonio cerámico de esta corporación, volvemos a completar los datos sobre el retablo cerámico más antiguo y valioso que posee la Hermandad, gracias a la labor investigadora de un colaborador de esta publicación, Juan Carlos Martínez Amores, quien generosamente pone a nuestra disposición su trabajo Sobre la iconografía de la Virgen de los Dolores glorificada como patrona de la Orden Servita. El caso de la V.O.T. de Sevilla, presentado en el año 2014 en Carmona, en el congreso Virgo Dolorosa. Afirma Martínez Amores, estamos ante una de las piezas más interesantes en su género de Sevilla, tanto por su antigüedad, tamaño, calidad e iconografía, aunque también más desconocido, lo que puede achacarse a la altura a la que está colocado y a la estrechez de la calle, que dificulta su contemplación. Esta circunstancia pudiera haber sido determinante para su salvación tras la retirada general de retablos y símbolos religiosos de las calles en aquellas décadas postreras del siglo XIX. Junto con el Jesús Nazareno de la Hermandad de la O son los dos retablos más antiguos conservados por corporaciones de penitencia, aunque en el caso de Los Servitas en sus orígenes fuera orden tercera.

 

741

Historia

 

Don Juan de Lara Villafranca y la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores y Venerable Orden Tercera Servita de Sevilla (1720-1753)
Francisco Javier Monclova González

Este año se cumplen tres siglos de la agregación de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores de San Marcos con la Venerable Orden Tercera Servita. Es intención de estas páginas ofrecer una panorámica general sobre aquellos comienzos, aportando los datos históricos conocidos hasta la fecha. De manera especial, queremos hacer mención a la personalidad histórica del presbítero Juan de Lara Villafranca, verdadero impulsor de todo el proceso, así como del posterior crecimiento y desarrollo de la institución. Es por ello, que delimitamos cronológicamente el estudio a las fechas comprendidas entre la citada agregación y el fallecimiento de Juan de Lara.

El apostolado de la V.O.T. de Servitas de Sevilla en los pueblos de la archidiócesis en el último tercio del siglo XIX
Francisco Amores Martínez

Desde la fundación de la Venerable Orden Tercera de los Siervos de María en la ciudad de Sevilla hace ahora trescientos años, su ejemplar devoción y culto a la Virgen Dolorosa fue contemplado como modelo por muchos seglares de los pueblos y ciudades que conformaban la archidiócesis, que durante los siglos XVIII y XIX promovieron la creación de congregaciones marianas de diverso carácter pero todas con el mismo referente sevillano, en un movimiento religioso singularmente extenso y comparable con muy pocas advocaciones presentes en estas tierras. Dentro de este ámbito, la comarca del Aljarafe, tan cercana y secularmente unida al devenir histórico de la ciudad de Sevilla, no pudo quedar al margen de este fenómeno, y en este sentido en el presente trabajo nos proponemos ahondar en el conocimiento de la labor propagandística que los servitas sevillanos llevaron a cabo en estos pueblos durante el último tercio del siglo XIX, y cuyo fruto en algunos casos permaneció hasta bien entrado el siglo XX. Nos basaremos para ello en la nueva documentación que hemos podido analizar referida a cuatro de aquellas congregaciones, tres de ellas no conocidas hasta ahora, si bien es muy probable que en el futuro tengamos noticias de la existencia de otras tantas en sendos pueblos de esta zona de la provincia. Las cuatro tienen unas características comunes: su agregación a la V.O.T de Sevilla por haber sido fundadas con la licencia expresa de su corrector o director espiritual, el hecho de dar culto a una imagen de la Virgen ya existente y perteneciente a una hermandad penitencial vigente o extinguida, y por último su corta existencia, pues ninguna de ellas pudo sobrevivir a la crisis que trajo consigo en España la finalización de la etapa política de la Restauración.

La capilla de los Siete Dolores en la posguerra
José Manuel Jiménez Calvo de León

No siempre se cumple la idea de que cuanto más reciente es una fecha o un periodo de investigación, más fácil es encontrar datos o disponer de fuentes documentales que arrojen información sobre la misma, pues el caso que nos ocupa demuestra que es perfectamente posible la ausencia de prolijidad de datos relativos a un lapso tan reciente como es la posguerra. Afortunadamente, en el caso de la Hermandad de los Servitas esta laguna documental es remediada en buena parte por el documento -inédito- que traemos a estas páginas, una memoria escrita por Rafael Castejón en la que plasma sus vivencias junto al Cristo de la Providencia, la Virgen de los Dolores y al matrimonio que le llevó hasta estas imágenes en la década de los cincuenta del siglo XX.

La Cofradía de los Servitas en la calle
Rafael Jiménez Sampedro

En ocasiones anteriores, y sobre todo muy recientemente, ya hemos abordado de una forma similar el estudio de lo que las diversas cofradías que hasta ahora hemos tenido la oportunidad de estudiar, han desarrollado su salida procesional a lo largo de su historia. Quedan para otros trabajos el aspecto meramente histórico e institucional de cada corporación, o su desarrollo artístico durante su vida. En este artículo nos interesa únicamente lo que cada Sábado Santo la Cofradía de los Servitas nos muestra a los que vamos a contemplarla en su discurrir para hacer estación de penitencia a la catedral y a su regreso. De estas formas nos referiremos a seis aspectos: itinerarios, capataces de los pasos, acompañamiento musical, incidencias sufridas durante la misma, horarios y velocidad de la cofradía. Todo ello nos dará una completa visión de cómo se ha desarrollado la salida procesional de la hermandad desde su primera salida como cofradía de penitencia, en 1972 hasta la última, de 2019, un período de 48 Semanas Santas, que reconstruiremos en los aspectos citados.