Madre Mar燰 de la Pur疄ima

Biograf燰
Oraci鏮 a Madre Mar燰 de la Pur疄ima
 Clausura del Proceso Diocesano sobre un presunto milagro atribuido a la Sierva de Dios Madre Mar燰 de la Pur疄ima de la Cruz
 Web oficial de la Beatificaci鏮 de Madre Mar燰 de la Pur疄ima de la Cruz

Sor Angela de la Cruz

Biograf燰
Madre Mar燰 de la Pur疄ima

Madre Mar燰 de la Pur疄ima de la Cruz, (en el siglo: Mar燰 Isabel Salvat Romero) naci en Madrid el 20 de Febrero de 1926 en la calle Claudio Coello n 25, en el seno de una distinguida familia de alto nivel social. Fu bautizada en la Parroquia de la Conccepci鏮, en la calle Goya de Madrid. El d燰 8 de diciembre de  1944, cuando contaba 18 a隳s, ingres en la Compa劖a de la Cruz. Tom los h墎itos en 1945, profes temporalmente en 1947 e hizo los votos perpetuos en 1952. Culta y distinguida hablaba tres idiomas, franc廥, ingl廥 e italiano y debido a su piedad, no extra嚧 a la familia su decisi鏮 de ser hermana de la Cruz.

Fiel seguidora de Santa 聲gela y observadora intachable de las reglas del Instituto, mantuvo intacto el carisma fundacional. Fue elegida Madre general de la Compa劖a de la Cruz el 11 de Febrero de 1977, pero antes fue superiora de las casas de Estepa y Villanueva del R甐 y Minas, maestra de novicias y consejera generalicia.

Austera y pobre para s misma -非e lo poco, poco, sol燰 decir- hac燰 vivir a las hermanas el esp甏itu del Instituto en la fidelidad a las casas peque鎙s y se entreg a todos los que la necesitaban, especialmente a las ni鎙s de los internados. Tambi幯 los pobres y enfermos ocupaban un lugar privilegiado en su coraz鏮. As atend燰 con verdadero cari隳 a las ancianas enfermas de las 剃uevas de Villanueva del R甐 y Minas, cuando estuvo all de superiora. Diariamente por la ma鎙na iba hasta las 剃uevas para atenderlas: las lavaba, les hac燰 la comida, les lavaba la ropa. Y siempre se reservaba los trabajos m嫳 duros y penosos.

Gobern la Compa劖a con incansable celo y gigante esp甏itu de Hermana de la Cruz. Su ideal fu hacer vida el carisma de la Santa Madre Fundadora y con su vida sencilla, humilde y llena de fe, supo dar ejemplo. Fue fiel seguidora de su obra, y ha dejado en el coraz鏮 de todas sus hijas deseos ardientes de imitar su amor a Dios y a su Santo Instituto. Falleci el d燰 31 de octubre de 1998.

El Papa Juan Pablo II recibe el saludo de la entonces Madre General de las Hermanas de la Cruz, Madre Mar燰 de la Pur疄ima

En la cripta de la Casa Madre de las Hermanas de la Cruz, en el mismo lugar que ocup durante 50 a隳s el cuerpo de Santa 聲gela, descansa el cuerpo de Madre Mar燰 de la Pur疄ima. All la visitan los devotos, cada d燰 m嫳 numerosos, que no paran de encomendarse a ella y pedirle favores. Si recibe algn favor comun甒uelo a: PROCESO DE CANONIZACI粍 DE MADRE MAR泝 DE LA PUR炓IMA DE LA CRUZ. C/ Santa 聲gela de la Cruz, 4. - 41003 Sevilla.

Sor Angela de la Cruz

Oraci鏮 para obtener la glorificaci鏮 en la tierra de la Sierva de Dios Madre Mar燰 de la Pur疄ima

Madre Mar燰 de la Pur疄imaTe suplicamos Se隳r y Padre nuestro que te dignes glorificar a tu sierva Madre Mar燰 de la Pur疄ima de la Cruz, que durante su vida, sigui con fidelidad el camino de humildad y pobreza de Santa 聲gela de la Cruz, sirviendo con generoso sacrificio a los m嫳 pobres y necesitados y dando en todo momento un admirable ejemplo de sencillez y aut幯tica devoci鏮 a Jess Sacramentado y la bienaventurada Virgen Mar燰.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Se隳r Am幯.

Padrenuestro, Avemar燰 y Gloria. (con licencia eclesi嫳tica)

Pensamientos de los escritos de la sierva de Dios.

"Tenemos muchos motivos para ser felices, pero ninguno tan fuerte como el saber cu嫕to nos ama Dios. Si esto lo pens嫫amos m嫳 y nos lleg嫫amos a convencer de ello, ﹔u distinta ser燰 nuestra vida!"

Sor Angela de la Cruz

Clausura del proceso diocesano sobre un presunto milagro atribuido a la Sierva de Dios Madre Mar燰 de la Pur疄ima de la Cruz.

Una ni鎙 de La Palma del Condado recupera la salud tras encomendarse su familia a Madre Mar燰 de la Pur疄ima. Ten燰 tres a隳s cuando estuvo a la muerte porque se le rompi el cable del marcapasos y sali del hospital en silla de ruedas, sin hablar y desconectada del medio 

El d燰 4 de Noviembre de 2005, tuvo lugar en la capilla del convento la clausura de la instrucci鏮 del proceso diocesano sobre un presunto milagro atribuido a la Sierva de Dios Madre Mar燰 de la Pur疄ima de la Cruz. El acto estuvo presidido por el Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla. 

Clausura del proceso diocesano sobre un presunto milagro atribuido a la Sierva de Dios Madre Mar燰 de la Pur疄ima de la Cruz.

Los hechos ocurrieron en 2004 cuando Ana Mar燰, que vive en La Palma del Condado, ten燰 tres a隳s y diez meses. La ni鎙 naci con una cardiopat燰 cong幯ita y sin vena cava inferior, por lo que acabada de nacer los m嶮icos tuvieron que instalarle una f疄tula y ya con 13 meses, un marcapasos. En 2004 se le rompi el cable del marcapasos y sufri una parada cardiorespiratoria. Tuvo que ser trasladada al Virgen del Roc甐 e ingresada en la UCI. Sufri el s璯drome de stock adam, estuvo intubada con un edema agudo de pulm鏮 y la falta de ox璲eno en el cerebro le provoc unas secuelas neurol鏬icas. La ni鎙 volvi a su casa en silla de ruedas, sin hablar , 削esconectada del medio.

Luego, Ana Mar燰 tuvo una r嫚ida y completa recuperaci鏮 tras pasarle su madre la estampa de Madre de Mar燰 de la Pur疄ima por la cabeza. La abuela materna de la ni鎙, Dolores Garc燰 Gonz嫮ez, pas una noche rezando a Madre Mar燰 de la Pur疄ima: 係o dec燰 mi ni鎙 ya no es mi ni鎙, no conoce. Y esta santa necesita un milagro para hacerse m嫳 santa y qu mayor milagro que curar a mi nieta.T甏ale al Se隳r del manto para que mire a mi ni鎙.

侶ue mi ni鎙 me conozca

Su hija, Paloma Casado, en su casa, cuidaba a Ana Mar燰. En ese momento lleg una pareja de las Hermanas de la Cruz. Hermana Valle de Mar燰 le di una estampa de Madre Mar燰 de la Pur疄ima y la madre la pas por la cabeza de la ni鎙. A la vez, la abuela y la madre, estaban rez嫕dole a Madre Mar燰 de la Pur疄ima. Paloma se emocion al contarlo: 俠a hermana me di la estampa y se la pas por la cabeza. Yo dec燰 si usted es santa qu mejor manera de demostrarlo que curando a mi hija y que aunque sea en una sillita que me conozca y yo la pueda consolar. Al poco, la ni鎙 dijo que quer燰 andar. Se dio cuenta de que estaba lloviendo y avis a su madre de que su hermana peque鎙 iba a salir descalza al patio. Su abuelo materno no lo pod燰 creer. Fue corriendo a avisar a su mujer Paloma Casado, junto a su marido Joaqu璯 Rodr璲uez Aguirre, dec燰  que lo que ha pasado no pod燰 caer en saco roto: 隹lgo grande tiene que salir de aqu. Por mucha cruz y sufrimiento que tenga en la vida este amor que Dios me ha regalado a trav廥 de Madre Mar燰 de la Pur疄ima no lo olvidar暺. La Hermana Valle dijo que en aquella casa hab燰 una pena muy grande y se troc en alegr燰, y que Madre Mar燰 de la Pur疄ima cuando viv燰 se compadec燰 de los m嫳 d嶵iles. quer燰 mucho a la gente sencilla y sobre todo a las ni鎙s del internado.

非ific璱mente explicable

Junto al cardenal ocupaban la mesa presidencial el perito m嶮ico Manuel Nieto Barrera; el notario actuario, Antonio Fern嫕dez Estevez, el postulador, Alfonso Ram甏ez Peralbo, capuchino; el vicepostulador, Teodoro Le鏮 Mu隳z, vicesecretario general y vicecanciller del Arzobispado y delegado episcopal de las Causas de Canonizaci鏮; Jos Robles G鏔ez, promotor de justicia y 聲gel Antonio Failde Rodr璲uez, juez delegado.

Clausura del proceso diocesano sobre un presunto milagro atribuido a la Sierva de Dios Madre Mar燰 de la Pur疄ima de la Cruz.

En lugar preferente se encontraba el vicario general, Francisco Ortiz, la Madre general de las Hermanas de la Cruz, Sor Reyes de Mar燰 de la Cruz, y la vicaria general del Instituto, Hermana Mar燰 Sof燰, los familiares de Madre de Mar燰 de la Pur疄ima, su cu鎙da, Mercedes Ojembarrena; y sus sobrinos, Olga, junto a su marido, Mario Cervig鏮; Guillermo, e I鎴go con su esposa Isabel Esteve y sus hijos Jaime y Jorge, as como numerosos sacerdotes. Entre ellos estaba Jos Mar燰 Javierre, hagi鏬rafo de Santa 聲gela, que ya prepara la biograf燰 de Madre Mar燰 de la Pur疄ima .

El perito m嶮ico Manuel Nieto expuso todo el historal m嶮ico de la ni鎙 y finaliz su intervenci鏮 diciendo que hab燰 tenido una evoluci鏮 excepcional y una completa recuperaci鏮 削ificilmente explicable y no previsible, Luego se cerraron con lacre las tres cajas que contienen los documentos del proceso, la original, que quedar en el achivo de la Curia Diocesana de Sevilla, y las copias que el vicepostulador, Teodoro Mu隳z entregar en Roma.

El cardenal Amigo comenz su breves palabras se鎙lando 姪Y por qu os habeis extra鎙do? El amor todo lo puede, todo lo supera. Era tan grande el que hab燰 en el coraz鏮 de Madre Mar燰 de la Pur疄ima que por qu habeis de extra鎙ros de ese milagro. Afirm que los milagros son sorprendentes, pero m嫳 sorprenden por la sencillez que por la grandeza de los efectos: 雨asta una petici鏮 y la abundancia del coraz鏮 de Dios se derrama. Coment la devoci鏮 creciente a Madre Maria de la Pur疄ima y arranc risas del auditorio cuando dijo 咨uvimos la dicha de conocer su sonrisa, su silencio, su bondad, su dulzura, su amor a Cristo y a la Virgen. Con esas devociones qui幯 no hace milagros, y al comentar que si los santos se pudieran hacer por aclamaci鏮 勁as voces de esta capilla se oir燰n en Roma. Tras el acto busc a Ana Mar燰, la bes, la llev al altar mayor para que todos la vieran, y pidi un aplauso para ella.

La vicaria general, Hermana Mar燰 Sof燰, dice uno de los mayores elogios de Madre Mar燰 de la Pur疄ima: 俟i se perdieran las reglas s鏊o con verla actuar se pod燰n escribir de nuevo.

Ir al Inicio de la P墔ina