Ntra. Sra. del Carmen (Calatrava)

 

Real, Ilustre, Fervorosa y Antigua Hermandad de la Santa Cruz del Rodeo y María Santísima del Carmen

Capilla de Ntra. Sra. del Carmen (calle Calatrava)

  

Referencia histórica.- La más antigua de las hermandades carmelitanas de Sevilla parece ser ésta. Sus orígenes se relacionan con poética leyenda de tipo donjuanesco, que habría tenido como escenario la Cruz del Rodeo, al final de la Alameda. Debió fundarse en el siglo XVI, según se deduce después de clarificar las fechas que aparecen en un posterior libro de Reglas. Seguramente al principio estuvo dedicada a esa Cruz y luego se la completó con la advocación mariana del Carmen. A mediados del siglo XVII, cuando empezó a celebrar la procesión de la Virgen, celebraba una especie de subasta para cubrir los gastos y colocaba un toldo rodeado de bancos a la puerta de su capilla, bajo el cual se vendían aves, flores y todo cuanto pudieran aportar sus devotos.

En el siglo XX la corporación ha sido muy castigada por las inundaciones y problemas arquitectónicos de la capilla, obligándole a buscar sedes provisionales (San Lorenzo, Ntra. Sra. de Belén), pero al final su fervor siempre se ha impuesto a los escasos medios, dando un verdadero ejemplo de religiosidad popular, tan íntima como sincera, tan sencilla como elocuente. En marzo de 2000 culminaron oficialmente las obras de consolidación de su sede, acometidas por el área de Obras Públicas, proyecto que incluía un plan rehabilitador integral del edificio, donde -afortunadamente- vuelve a venerarse otra vez su titular.

Referencia artística.- Al estilo o escuela de Cristóbal Ramos (s. XVIII) se asigna la preciosa efigie de la Virgen del Carmen, sentada sobre una nube, con expresión simpática, risueña y popular. El conjunto mide 85 cms. y está realizado por el procedimiento llamado de telas encoladas, mostrando una delicadeza extraordinaria, un candor delicioso e inefable. El paso lo talló Carrera Baena en 1939 y se ilumina con amplios candelabros de guardabrisas, añadidos por Antonio Díaz en 1986.

Dentro de la capilla merecen reseñarse la efigie de un San José, de tamaño y características similares a la Virgen, y un Crucificado menor del natural, con bastante buena prestancia, de la escuela manierista.

Datos curiosos.- Aún resulta factible contemplar alguna señora que camina descalza tras las andas, en cumplimiento de promesa o de acción de gracias, acreditando el fervor de que goza su titular. Su capilla cuenta con uno de los pocos pozos de agua que aún funcionan en Sevilla, detalle de gran interés costumbrista y hasta etnológico, pues nos retrotrae dentro de la gran urbe a un mundo casi rural. El paso ha servido ocasionalmente para llevar a la Pastora de Sta. Marina, al Cristo de la Oración en el Huerto (en su traslado desde San Martín) y a la custodia del monasterio de San Clemente (en una procesión eucarística que organizó la Sacramental de Omnium Sanctorum). Alguna vez la procesión carmelitana fue costeada en promesa por el padre de los Gallos y otra vez ha coincidido con los máximos históricos del calor en Sevilla.

Momentos destacados.- Aunque por Lumbreras tiene mucho ambiente, creemos no equivocarnos al decir que la procesión alcanza su mejor momento dentro del convento carmelitano de calle Santa Ana, donde hace estación, siendo acogida muy cariñosamente por la comunidad.

Dirección Web: http://www.carmendecalatrava.com

María Santísima del CarmenMaría Santísima del Carmen
María Santísima del CarmenMaría Santísima del Carmen