La Estrella

Pasos: Dos

Pontificia, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Penas, María Santísima de la Estrella, Triunfo del Santo Lignum Crucis, San Francisco de Paula y Santas Justa y Rufina.

Capilla de la Estrella (Calle San Jacinto). (Dos pasos).

En 1560 se funda la Hermandad de Luz de María Santísima de la Estrella en el Convento de la Victoria, situado en Triana y regentado por Monjes Mínimos de San Francisco de Paula, siendo sus fundadores los Cargadores de barcos y personas encargadas de los viajes a las Indias.

En 1600, La Hermandad de la Estrella se une a la de San Francisco de Paula.

En 1644, Diego Granado y Mosquera funda en la Ermita de la Candelaria, también en Triana, una cofradía bajo la advocación de las Penas de Cristo Nuestro Señor, Triunfo de la Cruz y Amparo de María Santísima. El 15 de Junio de 1675, y ante el escribano Fernando Gómez de Frías, se fusionaron ambas corporaciones acordándose la redacción de nuevas reglas con lo mejor de ambas, las cuáles fueron aprobadas en 1676. En las mismas, se determinaba hacer estación en la tarde del Jueves Santo siendo el primero de los pasos el del Triunfo de la Santa Cruz.

Al desaparecer en un incendio el Convento de la Victoria, en 1704, la Hermandad labró capilla propia que sirvió de iglesia a la Comunidad de Monjes Mínimos. En esta capilla residió hasta 1835, fecha en la que se vio obligada, por la exclaustración a trasladarse al Convento de San Jacinto.

Durante su existencia, la Hermandad, propietaria de cuantiosos bienes merced a las donaciones de sus miembros, viajeros a las Américas, sufrió diversas vicisitudes incorporándose a ella, sin que se conozca fecha exacta, la Hermandad de las Santas Justa y Rutina, formada por los alfareros que dieron notable impulso a la corporación.

Las primitivas reglas de la Hermandad ofrecían singulares valores religiosos y sociales, que la Corporación continúa guardando con estricto celo y así se refleja en sus actuales ordenanzas que datan del 5 de Febrero de 1988.

Desde 1891 la Cofradía realiza la estación de penitencia en la tarde del Domingo de Ramos, siendo la única en hacerlo en la Semana Santa de 1932.

La Capilla donde reside fue bendecida el 10 de Abril de 1976

En el Primer paso aparece la Imagen de Jesús de las Penas que, desnudo y orante, espera el momento de ser crucificado sentado sobre una peña. La Imagen, según documento encontrado en su interior en la restauración efectuada en 1997, es obra del flamenco José de Arce, realizada en 1655. Acompañan a la Imagen del Señor la figura de un centurión romano y dos sayones, ejecutadas todas ellas por Antonio Castillo Lastrucci en 1952. El misterio procesiona sobre canastilla tallada y dorada de estilo barroco, obra de Antonio Martín y Manuel Calvo de 1.980, con figuras de Arcángeles y Apóstoles así como carteras de Luis Ortega Bru.

En el segundo paso se puede admirar a María Santísima de la Estrella, una de las más espléndidas dolorosas sevillanas, atribuida al círculo de Juan Martínez Montañés. Las piezas de orfebrería llevan la firma de Jesús Domínguez en los respiraderos, Armenta en los varales y Orfebrería Triana en la candelería y jarras. El palio es una auténtica joya del arte del bordado diseñado por Antonio Garduño Navas y confeccionado en los talleres de Fernández y Enríquez, de Brenes. La Virgen porta en su mano derecha un fragmento del Santo Lignum Crucis contenida en un relicario de oro realizado por Fernando Marmolejo e inspirado en el viril que Pizarro regaló a la Catedral de Cuzco.

En 1999 la Hermandad restauró en los talleres de Fernández y Enríquez el antiguo palio diseñado por Juan Manuel Rodríguez Ojeda y ejecutado por su hermana Josefa en el año 1891, habiendo quedado en disposición de uso nuevamente. El manto es obra de Consolación Sánchez, 1872.

También en 1999, el 31 de octubre, y en el marco de 1 Congreso Internacional de Hermandades y Religiosidad Popular fue Coronada Canónicamente la Imagen de María Santísima de la Estrella, por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Fray Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla, imponiéndole a la Virgen nueva corona de oro ejecutada por Orfebrería Triana.

La Virgen de la Estrella se la conoce con el apodo de "La Valiente" por ser la única que procesionó en el año 1932.

TÚNICAS: Los nazarenos del Señor las llevan Blancas, de capa, con antifaz de terciopelo morado. Los de la Virgen, de igual color con antifaz azul.

Dirección Web: http://www.hermandad-estrella.org/

Nuestro Padre Jesús de las PenasNuestro Padre Jesús de las Penas
María Santísima de la EstrellaMaría Santísima de la Estrella