San Onofre

Hermandad de San Onofre

Capilla de San Onofre (Plaza Nueva)

 

La capilla de San Onofre data del siglo XVI, y la funda en 1520 la Hermandad de las Ánimas de San Onofre con la finalidad de celebrar misas por las ánimas del purgatorio; esta Hermandad del siglo XIII, que sólo cuenta con 40 hermanos, siempre ha sido propietaria de la misma.

Esta pequeña capilla, excelente ejemplar de la arquitectura barroca, constituye junto con el arco del Ayuntamiento el único resto actual del ya desaparecido convento Casa Grande de San Francisco, antiguo edificio religioso que ocupaba toda la superficie de esta plaza así como una buena parte de sus inmediaciones, y que fue desamortizado y derribado durante el siglo XIX. El derribo de 1840 también afectó a las dependencias de la capilla, al desaparecer su Hospital de Ánimas y la Sacristía o casa del capellán. Es poco conocida por el público sevillano en general, pues su fachada pasa desapercibida embutida entre las otras fachadas de los edificios que conforman la plaza, cuya fisonomía adoptó en la urbanización de la plaza de 1848; se la localiza contigua al vistoso edificio de la Telefónica. 

Desde el 20 de noviembre de 2005 se realiza en la capilla la Adoración Eucarística Perpétua, en la que unos 600 voluntarios dedican una hora semanal para acompañar al Santísimo permanentemente, las veinticuatro horas del día.