Ntra. Sra. de la Sierra

 

Hermandad de Nuestra Señora de la Sierra

Parroquia de San Roque

 

 

Fue allá por 1952, el día de Todos los Santos, en una calle tan sevillana como es Menéndez y Pelayo, en su nº 46, por más señas, y en la casa de D. José Gallardo, donde se reunieron un grupo de egabrenses (José Gallardo, Jaime Gálvez Muñoz, Alfonso Muriel Fernández, José Gallardo Orgaz, José Mesa González, Luis Leña Lama, Rafael Viñas Esquinas, Rafael Cañero Gómez y Antonio de los Ríos Muñoz) constituyéndose en Comisión Organizadora de lo que sería la Hermandad Filial de la Virgen de la Sierra en Sevilla.

En la memoria escrita para la Junta General de la Cofradía celebrada el 28 de Noviembre de 1954, se comentaba más o menos así: “Existiendo en Sevilla un nutrido grupo de egabrenses que forman una importante colonia, con gran interés por organizar la Hermandad Filial sin que las diversas causas de la postguerra les permitieran llevar a cabo sus propósitos. Sin embargo y a través de los años, la idea, antes que decaer, se fue convirtiendo en obsesión, tomando cuerpo el día de Todos los Santos de 1952, fecha elegida por Dios para levantar un nuevo altar donde rendir culto a la Reina de los Cielos, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Sierra”.

Es el momento de las primeras decisiones y a base de reunión por semana, entre otras cosas se toman algunos acuerdos tan importantes como el aceptar el ofrecimiento de D. Luis Ortega Brú (casado con posterioridad con la egabrense Dª. Carmen León Ortega) para realizar la imagen de la Virgen de la Sierra por el precio de los materiales y algunos otros gastos necesarios para su realización; como el colocar el Retablo, que se haría, de la Virgen en la nave del Sagrario de la Parroquia de San Roque; comenzar los trámites ante las autoridades eclesiásticas para la constitución de la Hermandad, acordándose que las Reglas fueran realizadas por D. Jaime Gálvez; constituir la primera Junta de Gobierno, designando al Párroco de San Roque como Presidente Nato de la Hermandad (en agradecimiento por toda la colaboración prestada) y nombrar a D. Alfonso Muriel Fernández como primer Hermano Mayor.

No está mal para ser las primeras decisiones, y todas ellas tomadas en el escaso plazo de un mes.

Ilusión, evidentemente, no faltaba, pero también hacían falta otras cosas, por ejemplo, dinero. Si bien la mayor parte de las necesidades iniciales se cubrieron con donativos, también se hubo de recurrir a procedimientos tales como la lotería de Navidad y alguna rifa. ¿De qué nos suena todo esto?.

Sería bastante pesado contar nuestra historia a base de fechas, por lo que preferimos comentar quizás lo más importante y algunas anécdotas, con la mera intención de darnos a conocer entre aquellos que aún no nos conocen.

Imágenes.- Realizadas gratuitamente por D. Luis Ortega Brú, como ya se ha comentado, al que se le encargaron para su entrega en el plazo de tres meses. Para llevar a cabo el tallado de la imagen, D. Luis acudió a la sierra de Cabra en Marzo de 1953 para así poder tomar los apuntes necesarios al objeto de hacer nuestra imagen igual a la que allí se encuentra. El plazo previsto pasó y la imagen nos fue entregada en Julio de 1953, bendiciéndose el día 19 de ese mismo mes en la Ermita de la Virgen de la Sierra en Cabra con motivo de la celebración de la Iª Romería que nuestra Hermandad Filial realizó al picacho. Mientras llevaba a cabo la realización de nuestra imagen a D. Luis le fue entregada la “Encomienda de Alfonso X El Sabio” en reconocimiento a los trabajos por él realizados, como por ejemplo el Misterio de Santa Marta de Sevilla. Quizás por esto se produjo el retraso.

Según aparece en la memoria de finales de 1953, presentada en Junta General, el coste de las imágenes fue de 2.609 pesetas, precio irrisorio si tenemos en cuenta la calidad conseguida y las manos de quien las hizo.

Retablo.- En primer lugar se buscó el usar alguno de los existentes en la Parroquia o bien, si no fuera posible, buscar alguna otra Iglesia que pudiese proporcionarlo. Pero se decidió hacer uno y colocarlo en la Nave del Sagrario del Templo de San Roque, donde hoy sigue situado.

Es encargado al taller de D. Miguel García y Hermano allá por Octubre de 1953.

De estilo neoclásico, formado por tres cuerpos: banco, hornacina central y remate superior donde se alberga un cuadro de Fernando III El Santo

En 1966 fue bendecida la reforma a la que hubo que someterlo, diseñada por el Catedrático de Bellas Artes D. Juan Miguel Sánchez Fernández, y realizada por el tallista sevillano D. Manuel Guzmán Bejarano, siendo presidido el acto por el Sr. Gobernador Civil de Sevilla D. José Utrera Molina, habiendo disculpado su ausencia D. José Solís Ruiz, que posteriormente lo visitó.

A finales del 2004 ha sido restaurado por los profesores D. Miguel Angel Pérez y D. Ricardo Llamas, habiendo conseguido el aspecto original que debió lucir.

Coronas, rostrillo, potencias del Niño Jesús, cetro y media luna.- Se realizaron en momentos diferentes. Primeramente fueron la corona y el rostrillo de la Virgen, realizados en plata en los talleres de D. Fernando Marmolejo de Sevilla. Tanto la plata , entregada en monedas, como el coste de la mano de obra fueron donadas por un “misterioso donante”, cuyo nombre nunca se supo por así él quererlo. Entregadas en 1953, adornaban a Nuestra Señora cuando se bendijo su imagen en la Ermita de Cabra.

En esta fecha fueron encargados al mismo Sr. Marmolejo las potencias del Niño Jesús y la media luna, también pagadas por el “misterioso donante”.

D. Juan Antonio Muriel Marín donó la ráfaga de la Virgen, igualmente realizada en los talleres del Sr. Marmolejo.

Ropa de la Virgen.- La práctica totalidad de la ropa de la Virgen fue donada, por ejemplo, la Hermandad Matriz, por medio de su Hermano Mayor, cedió vestido completo para la Virgen y otro para el Niño; D. Luis Leña y familia donó un manto allá por 1955; otro fue donado por D. Fernando Olivares Pallarés, que fue confeccionado por las señoras de la Hermandad, etc.

Otros bienes.- D. Manuel Jordana regaló la candelería, el crucifijo y las sacras para el altar del retablo de Mª Santísima. de la Sierra.

La bandera fue comprada su tela en 1955 y entregada a las Monjas del Convento de Santa Isabel para su factura, siendo bendecida el primer día del Triduo celebrado ese mismo año.

Reglas de la Hermandad.- Si bien nuestras primeras Reglas datan de 1953, fueron modificadas en 1988, estando en la actualidad en proceso de adaptación a las Normas Diocesanas, habiendo sido aprobadas en Cabildo General el pasado 8 de junio de 2005 y presentadas para su aprobación por el Vicario General.

Salidas Procesionales.- Fue allá por 1957 cuando se intentó la primera salida procesional, con motivo de la Velada que la Hermandad del Santísimo Cristo de la Fundación y Nuestra Señora de los Ángeles (Hermandad de los Negritos) celebró en el barrio. Fue un intento, puesto que no llegó a realizarse, si bien desconocemos el por qué.

Sin embargo y con motivo de designar a la Virgen de la Sierra para que presidiera el Altar de las Glorias en la procesión del Corpus Christi del 2003, nuestra imagen fue trasladada en procesión desde la Parroquia de San Roque hasta las calles del centro sevillano, siendo la primera vez que Sevilla La vio por sus calles.

En la actualidad y basándonos en lo establecido en nuestras Reglas y aprobado por nuestro Cabildo General, es intención de esta Cofradía el instaurar la salida procesional de nuestra Bendita Imagen, cada año, con motivo de la celebración del Triduo en su honor, habiéndose realizado por primera vez el pasado año 2004, que Dios mediante seguirá realizándose anualmente el penúltimo domingo de Octubre.

Curiosidades.- Julio de 1953, fue el mes más grande para nuestra Hermandad: teníamos coronas, potencias, cetro, rostrillo y media luna y por supuesto la imagen entregada. Como no, también se cantaron por primera vez las Coplas a la Virgen de la Sierra ante nuestra imagen. Y para colmo se bendijo en la Ermita de Cabra, tal día como el 19 de Julio.

En Enero de 1953 se decide encargar un cuadro de la Virgen de la Sierra en azulejos sevillanos, enmarcado en madera dorada, para realizar una rifa de 2500 papeletas a 1 peseta la papeleta. Como quiera que no tocó en el sorteo celebrado, se decidió que qué mejor destino tendría dicho cuadro que donárselo a aquel “enigmático donante” que tanto hizo por nuestra Hermandad.

El día de la Raza (12 de Octubre) del año 58 se dedicó una calle a la Virgen de la Sierra en Sevilla, situada junto al Prado de San Sebastián.

  • IMAGEN DE Mª STMA DE LA SIERRA: Realizada por el escultor D. Luis Ortega Brú, entregada a la Hermandad en Julio de 1953, siendo una copia de la Imagen de la Hermandad Matriz, y siendo bendecida en la 1ª Romería de esta Hermandad Filial a la Ermita.
  • VARAS: De Hermano Mayor, Teniente Hno. Mayor y de miembro de Junta, realizadas en los talleres lucentinos de los Señores Angulo , en 1956.
  • RÁFAGA: Realizadas en el taller de D. Fernando Marmolejo en 1954.
  • TEMPLETE: Talleres Angulo de Lucena en el año 2003, realizada con motivo de la 1º salida procesional de nuestra Titular, para presidir el Altar de las Glorias en la Procesión del Corpus de ese año.
  • CORONA DE LA VIRGEN Y EL NIÑO, CETRO Y MEDIA LUNA: Realizadas en plata en el taller de D. Fernando Marmolejo, en el año 1953.
  • SAYA DE LA VIRGEN Y MANTO DE SALIDA: Realizada en el taller del bordador malagueño D. Juan Manuel Sánchez Quiñones en el año de 2004, con motivo de su primera salida procesional en el mes de Octubre.
  • FALDONES Y RESPIRADEROS DEL PASO: Realizados igualmente en el taller de D. Juan Manuel Sánchez Quiñones.
  • MANTO VERDE DE CAMARÍN: Restaurado en 1997, pasando el bordado original realizado en 1955, a paño nuevo de terciopelo verde.

Cultos: Celebra función principal el último domingo de octubre y triduo los tres días anteriores, con peregrinación al santuario de Cabra el primer sábado de junio.

Nuestra Señora de la SierraNuestra Señora de la Sierra
Nuestra Señora de la SierraNuestra Señora de la Sierra