Numero 720 - Febrero 2019

 

Sumario

   
67 Editorial
 

Aprovechar la oportunidad

 

69 Tribuna
 

Morir de éxito
Emilio José Balbuena Arriola

Aquellos hermanos nuestros
Javier Ramos Sáez

 

71 Del Consejo
 

Presentado el cartel de la Semana Santa
Creado el canal de televisión «on line» del Consejo
Convenio con Caja Rural del Sur
IV curso de Patrimonio Documental de las Hermandades
IV Encuentro de las juventudes del Martes Santo
VII Encuentro de jóvenes de las hermandades del Viernes de Dolores y Sábado de Pasión
Actividades del proyecto “Fraternitas” en los últimos meses
Acto eucarístico conjunto de las hermandades sacramentales

 

76 Noticias
 

San Benito. Actos del XXV aniversario de la coronación canónica
Lanzada. Retirada del culto de la Esperanza Divina Enfermera
Estudiantes. Repuesto al culto el Cristo de la Buena Muerte
Dulce Nombre (Bellavista). Logotipo conmemorativo
Guadalupe (San Buenaventura). Cambios en los cultos
Sed. Hermanamiento con la Hermandad de Consolación de Utrera
Jesús Despojado. Restauraciones y estrenos
Resurrección. XXII Encuentro de hermandades lasalianas
Dolores de Torreblanca. XXV aniversario fundacional
Macarena. Restauración de la saya de la coronación
Desamparados. Proyecto de saya y broches de los faldones
José Luis Campuzano Zamalloa

 

81 Exposiciones
 

400 años de Conversión en Sevilla: Juan de Mesa y el crucificado de Montserrat
Rafael Jimenez Sampedro

Próximamente se cumplirán cuatro siglos de la contratación de la imagen del Cristo de la Conversión del Buen Ladrón por la Hermandad de Montserrat con el imaginero Juan de Mesa, quien lo concluiría en 1620. La cofradía ha querido conmemorar la efeméride desde este año con un programa de actos, que presentará próximamente y cuyo preludio es la exposición celebrada dentro del ciclo Círculo de Pasión en la sede del Círculo Mercantil e Industrial de la calle Sierpes, desde el 18 al 27 de enero pasados, y cuyo comisario ha sido fray Juan Dobado Fernández, OCD.

 

82 Reportaje
 

Restos arqueológicos en la Hermandad de la Hiniesta
Emilio José Balbuena Arriola

No es habitual que en las páginas del Boletín de las Cofradías de Sevilla se haga referencia a elementos patrimoniales anteriores a la tradición propia de nuestras hermandades y cofradías, pero la excepcionalidad de los restos arqueológicos aparecidos durante la construcción de la nueva casa de la Hermandad de la Hiniesta, entre el 8 de septiembre de 2005 y el 31 de enero de 2010, son dignos de ser tenidos en cuenta.

 

84 Entrevista
 

Antonio José Labrador, imaginero: Si una imagen no posee esa divinidad que la distingue del resto, el escultor ha errado
Daniel Villalba Rodríguez

Lejos de la vorágine de la ciudad, en el Aljarafe sevillano, donde parece que las horas pasan más despacio y con la tranquilidad como compañera, trabaja este joven imaginero, hermano de la Esperanza de Triana desde su nacimiento y en la actualidad cirio semiverde en los tramos de la Virgen. Hoy abre las puertas de su taller en Guillena al Boletín de las Cofradías de Sevilla para hablarnos de sus comienzos y de su trayectoria profesional.

 
87 Publicaciones
 

Un esfuerzo por el estudio y la investigación
Javier Ramos Sáez

Comentario del libro “Amor (1618-2018)”, de Amparo Rodríguez Babío (ed.) y otros.

 

89 Vídeos
 

Recuerdos del Corpus y su entorno
Rafael Jimenez Sampedro

Comentario del DVD “Corpus en Sevilla”, de JRP Vídeos.

 

90 Formación
 

Fe y razón (LXVII)
Javier Ramos Sáez

Nueva entrega del comentario a la encíclica “Fide et ratio”, de San Juan Pablo II.

 

91 Convocatorias
   
92 Arte
 

El uso de las ilustraciones cofradieras en revistas extranjeras de finales del siglo XIX y principios del siglo XX
Diego Cabalga Salgueiro

Las ilustraciones que aparecen en la prensa a lo largo del siglo XIX, como técnica artística, no son ajenas al romanticismo que en otras artes se está desarrollando en esta época y por ello se sumergen en su estilo y en sus temas. Dado el nuevo soporte de este tipo de arte: la prensa, adquieren una mayor relevancia dadas sus posibilidades de difusión, apareciendo por consiguiente nuevas posibilidades de llegar al lector por medio de la imagen. De esta forma podemos ver desarrollados los relatos de viajes, las modas, las escenas de costumbres, la vida cotidiana, materias todas ellas que tratan de ilustrar al lector. En definitiva, podríamos afirmar que el grabado en la prensa será uno de los mejores elementos que dispondrá el romanticismo para llegar a hacerse popular. A lo largo de todo el siglo XIX las revistas ilustradas se erigieron en un reflejo del mundo al mostrar los acontecimientos a través de grabados en madera o metal, en un primer momento, y de litografías y fotografías, un tanto después. Con anterioridad a la aparición del fotograbado en la década de 1880, las ilustraciones desempeñaban el papel de intermediarios entre las publicaciones y los lectores, a través de las cuales ofrecían una interpretación de hechos y acontecimientos, una representación de paisajes, escenarios y de retratos o una descripción de trajes, accesorios, complementos, muebles y objetos de decoración, entre otras cosas. A partir de este siglo la ilustración ha ido ganando espacio entre las artes, ya que anteriormente era considerada un arte menor debido a su carácter informativo cuyo fin era ser publicada en masas para así llegar al mayor número de personas; a lo largo del tiempo en el campo de la ilustración se han ido generando subcampos como la ilustración religiosa, artística, publicitaria, científica, literaria, y editorial.

Iconografía de la dolorosa arrodillada en Sevilla
Francisco Javier González García

En el pasado número del mes de diciembre realizaba un acercamiento a aquellos símbolos concepcionistas que en su momento y a lo largo del tiempo fueron adoptados por las dolorosas, lo traemos a colación porque existen otro tipos de preseas que no quedaron en el olvido pero no procedía al no poseer un origen inmaculista sino derivado de la propia condición de María dolorosa como el puñal o el mismo atravesando un corazón aludiendo a la profesión de Simeón «y una espada atravesará tu alma» (Lc. 2, 35), cinco, seis, y hasta siete determinando en este último el número de sufrimientos padecidos, popularizado principalmente por la orden de los Siervos de María, teniendo su máxima expresión en la advocación de los Dolores. En Sevilla son comunes atravesando un corazón, ya sea en el número de uno o siete puñales presentes en los simulacros de la Virgen arrodilladas al culto en el interior de los templos con especial atención a la Virgen de la Antigua y Siete Dolores y Compasión en la parroquial de Santa María Magdalena. Algunas de estas imágenes contaron con una fuerte devoción en la Sevilla del Antiguo Régimen, constatable en estampas abiertas a la devoción e incluso han sido plasmadas en retablos cerámicos; otro detalle común es el hecho de asentarse sobre un cojín, lucir vestiduras bordadas o estofadas en oro, y el mantenimiento las manos entrelazadas unidas por las palmas, muy al gusto de la escuela granadina si bien estas tallas demuestran que la sevillana no hizo caso omiso a esta actitud tan piadosa ayudada por la postura de rodillas.

Manuel Hernández León: El servidor de las cofradías
Rafael J. Ríos Delgado

El pasado 28 de diciembre de 2018, festividad de los Santos Inocentes, fallecía en Villanueva del Ariscal el escultor e imaginero hispalense Manuel Hernández León. Mi buen amigo Rafael Jiménez Sampedro, director de esta publicación, conocedor de la amistad que durante años mantuve con Hernández León me ha invitado a que escriba estas sencillas líneas como homenaje a su persona.

 

113

Cerámica Cofradiera

 

Centenario tras centenario
Martín Carlos Palomo García

Este año la Hermandad de la Amargura celebra un gozoso centenario musical conmemorando la marcha dedicada a su imagen mariana titular. Con cierto retraso por nuestra parte pero también importante ha sido otro reciente centenario, pues desde 1918 esta corporación cuenta con uno de los primeros retablos cerámicos existente en templos sevillanos en el siglo XX. Con anterioridad nos ocupamos de él en esta sección, así como en el capítulo de cerámica de la monografía editada por la hermandad en 2008, estimando que en la presente debemos hacer una rectificación respecto a su fecha posible de bendición, a la vez que profundizar en los datos biográficos de su autor, Manuel de la Lastra y Liendo -marqués de Benamejí- y aportar nuevos documentos gráficos. Para ello hemos contado con la generosa colaboración del Archivo de la Hermandad de la Amargura y de un nieto de Manuel de la Lastra, Alberto de la Lastra Marcos.

 

116

Historia

 

La Semana Santa y las cofradías en el año convulso de 1809
Juan Villegas Martín

Cuando se repasan las numerosas páginas dedicadas a la historia de la Semana Santa sevillana se percibe que, junto con los años finales del siglo XVIII, las primeras décadas del XIX constituyen una de las etapas más sombrías en la historia de las cofradías de la ciudad. Desgastada su vitalidad, entre otros factores, por los progresos de las ideas ilustradas y por el efecto de las medidas racionalistas puestas en marcha por los gobiernos borbónicos, la decadencia de las hermandades sevillanas es el reflejo de las intensas transformaciones que experimenta la sociedad española a lo largo de este tiempo trascendental. Podemos hacernos una idea de esta situación si tomamos como referencia las cifras de cofradías que realizan la estación penitencial, resultando que, frente a una media anual de casi 18 cofradías en el período 1750-1790, en la etapa 1790-1830 este índice se ve reducido a poco más de 8. Como no podía ser de otro modo, circunstancias especiales, como es el caso de la Guerra de la Independencia, rebajarán aun más estas cifras. De hecho, si contabilizamos solo las Semanas Santas vividas bajo este conflicto la media de cofradías en las calles de Sevilla oscila entre dos y tres.

Nuevos datos sobre los orígenes de la Esclavitud de Nuestra Señora de la Encarnación
Francisco Manuel Delgado Aboza

Conocemos gracias a la regla más antigua de las que todavía hoy se conservan de esta histórica corporación, aprobada por el provisor y vicario general del Arzobispado de Sevilla, el licenciado Lorenzo Folch de Cardona, el 28 de febrero de 1686, que las primitivas ordenanzas de la Esclavitud de Nuestra Señora de la Encarnación se fechan en 1617. Así lo vemos en su prólogo, del que entresacamos este revelador párrafo: «Nos obligamos a guardar la regla de esta Sancta Esclavitud establecida por nuestros antecesores el año de el Señor de mill seyscientos y diez y siete. Lo qual ahora nuevamente reformamos para provecho mayor de nuestras Almas y guardaremos en todo puntuales ayudados de la diuina gracia aremos que se guarde ahora y para siempre xamas Amen». En ese mismo año, se abre el primer libro de hermanos, siendo el conocido Alonso Ximénez Batres el primer esclavo –tal como se denominaba a sus hermanos– registrado, el 21 de abril de 1617; entregando un cirio de siete libras y comprometiéndose a pagar el «jornal ordinario» que disponía su regla. En este mismo día, también fue recibida por esclava su primera esposa, llamada Isabel Gutiérrez de Luna, que fallecería en 1622.

La Semana Santa del estreno de «Amarguras»
Rafael Jimenez Sampedro

La celebración de la Semana Santa en nuestra ciudad de la manera en que la conocemos, esto es, con la salida procesional de cofradías llevando imágenes en pasos por sus calles, tiene varios siglos de existencia. Sus orígenes se pierden en la noche de los tiempos y no es ahora el momento de discutir sobre cuándo comenzó, pero al menos rebasa los cuatro siglos de historia. Muchas veces cuando se afirma que algo relacionado con nuestras cofradías es clásico, se viene a referir algo imperecedero en el tiempo, que ha resistido cambios y tendencias. Sin embargo ese concepto de lo clásico choca con la evidencia de que la celebración ha ido y sigue estando en constante evolución, tanto estética como estructural. Con solo echar la vista atrás cien años, un período de tiempo considerable en la vida de una persona, que muy pocos alcanzan, pero que considerando globalmente la historia de las cofradías no lo es tanto, podemos comprobar todo lo que ha cambiado la Semana Santa. A continuación podrán comprobar que mucho de lo que consideraban clásico, no lo es tanto si establecemos una centuria como el período de tiempo necesario para que así se lo reconozca.

 

136

Documento Gráfico 

 

La Cofradía de la Macarena a través de una pintura de José Pueyo Matanza
Enrique Guevara Pérez

Sin duda alguna, la pintura ha sido junto a la fotografía un medio de gran propaganda y conocimiento sobre la Semana Santa sevillana. Varios y conocidos han sido los artistas que han puesto su valía y su ingenio al servicio de nuestras cofradías, patentizando obras que han llegado hasta nuestros días como verdaderas joyas de un pasado retratado y de una época singular de la que no quedan demasiadas pistas gráficas.

 

El Señor de la Salud de San Nicolás a la luz de sus faroles eléctricos
Víctor José González Ramallo

Recientemente se han puesto a la venta varios positivos de gran tamaño de Luis Arenas Ladislao (1911-1991) con fotografías inéditas en blanco y negro de Semana
Santa. Por su sistema de soporte y medidas similares parecen haber estado destinadas a alguna exposición. Nosotros hemos adquirido uno de ellos que tiene por protagonista a Nuestro Padre Jesús de la Salud que celebra estos días su quinario en San Nicolás. Nos ha parecido interesante compartir la fotografía e intentar datarla, así cómo aportar nuevos datos sobre Luis Arenas del que ya nos ocupamos en un artículo anterior.